Tuesday, January 17, 2017

La Belleza de la Sencillez: El Uso de Biocarbon para la Descontaminación de Ríos y Lagos

La modernización ha llegado con un precio alto. Fuertemente en nuestra psique (ψυχή, psyché, «alma humana») existe la idea que el desarrollo y progreso significa la degradación de nuestro ambiente en su totalidad: la atmósfera, el agua y la tierra. Todo lo sagrado para la vida, se convierte en veneno. 

¿Esto es nuestro destino? Necesitamos creer que Otro Mundo es Posible.


La realidad es moldeada por sueños. La gente soñaba con un paraíso en la tierra, lleno de rascacielos, camiones y aviones. Hoy en día necesitamos soñar con ríos cristalinos, aire puro, y tierra rica, fértil y limpia.  Para realizar ese sueño, necesitamos exigir un respeto al máximo de nuestra Madre Tierra, arreglar lo roto y limpiar lo sucio. 


Prototipo de filtro de biocarbon:

Este es un modelo para limpiar ríos contaminados. Ubicado en áreas estratégicas a lo largo de ríos, dentro de mallas metálicas, se puede amarrar sistemas de filtración dentro del agua.

(Diseño por Industrias Falcon, Nahulingo - Sonsonate)



(Diseño por Industrias Falcon, Nahulingo - Sonsonate)


(Diseño por Industrias Falcon, Nahulingo - Sonsonate)


Se pueden encapsular varias capas de piedras pómez combinadas con capas de biocarbón. Con su gran capacidad de absorber y atrapar contaminantes, el biocarbón puede aislar los contaminantes y degradarlos con el paso del tiempo gracias a la acción de microorganismos. 



El resultado puede ser ríos cristalinos, una necesidad urgente para contemplar la posibilidad de la existencia de las generaciones venideras.

Wednesday, January 11, 2017

RAMA - Rescate al Medio Ambiente

Nosotros(as) expresamos nuestro deseo de contribuir al desarrollo de un mundo mejor, respetando las leyes de la naturaleza, sin contaminar, quemar o destruir nuestros entornos. Vivimos dentro de la época de la modernización, producto de 300 años de quemar grandes cantidades de combustibles fósiles en forma de petróleo, carbón y gas natural. Al mismo tiempo, el “progreso” y “desarrollo” moderno crecieron con la destrucción sistemática de los pulmones más estratégicos del planeta, en forma de los bosques originales. Menos bosques y más emisiones han creado una atmósfera sobresaturada con gases, ahora atrapando un calor excesivo en el mundo. Estas circunstancias constituyen la crisis del cambio climático, provocando una cadena de efectos mortíferos para la humanidad y las especies existentes: huracanes con más frecuencia y más furia; sequias más profundas y prolongadas; la formación de corredores secos y mayores procesos de desertificación; un aumento notable en temperaturas y el derretimiento de los polos norte y sur, acompañado por un auge considerable en el nivel del mar.

Este mundo es peligrosamente más caliente, más seco y más tormentoso, creando mayor adversidad para la producción de alimentos tradicionales, especialmente los granos básicos y cultivos anuales. Los climatólogos avisan que un peligro de nuestra época es la posibilidad de experimentar un colapso catastrófico y simultaneo del sistema alimentario a nivel mundial.  Las regiones más vulnerables del planeta son las áreas tropicales y subtropicales, incluyendo toda Centroamérica. 

Para evitar una catástrofe climática, con urgencia, debemos buscar un modo de vivir en sintonía con la Madre Tierra, según sus necesidades para llenar nuestras necesidades. La Madre Tierra nos ofrece una abundancia de recursos y riqueza para suplir necesidades y comodidades, pero no voracidades. La base de nuestra existencia es la existencia de raíces profundas, fuertes, permanentes y abundantes bien ancladas en la tierra, generando el aire, secuestrando el carbono, captando el agua y proveyendo nuestros alimentos. Desde las raíces surge la vida, crece el hábitat y florece la cobertura verde para lo más sagrado de nuestra existencia. Desde las raíces de una reforestación estratégica, podemos cultivar especies renovables con valor nutritivo, medicinal, estructural y energético. Árboles y arbustos con valor nutritivo y medicinal pueden servir como una reserva estratégica de alimentos muy resistentes a los estragos del cambio climático, durante una época de incertidumbre agrícola. Especies de bambú nos pueden proveer materia prima para viviendas dignas así como un espectro grande de bienes producidos localmente, por el pueblo históricamente marginado. El cultivo de especies marinas puede generar una abundancia de comestibles y combustibles como alternativas alimentarias y energéticas.

Con tecnologías sencillas, podemos cultivar, cosechar, cocinar, construir y confeccionar lo necesario para una existencia digna y sostenible, en lugar de extraer, envenenar y quemar lo sagrado del planeta. Podemos crear estructuras, producir bienes y generar energía, sin provocar el cambio climático o inducir más degradación de nuestros entornos. Queremos un mundo ambientalmente amigable, climáticamente estable y socialmente justo donde el pueblo mismo puede gozar de los frutos de su labor y los frutos de la Madre Tierra, sin que sectores pequeños acaparen la riqueza.  Nos comprometimos a trabajar conjuntamente para que todas las niñas y niños  de hoy y todas las generaciones venideras puedan gozar de un mundo sano, saludable y sostenible.












RAMA es una asociación, sin fines de lucro, dedicada a colaborar con esfuerzos nacionales, regionales y globales para buscar soluciones estratégicas a las crisis más profundas de nuestra época histórica: la degradación ambiental, el cambio climático y la injusticia social.



DERECHOS Y DEBERES DE RAMA:

DEBERES
ü  Ser firmante de la Declaración de RAMA
ü  Trabajar a favor de un mundo ambientalmente viable, climáticamente estable y socialmente justo.
ü  Evaluar sus actividades productivas, sociales  y personales, para determinar si contribuyen a la degradación ambiental y el cambio climático o si contribuyen a la recuperación y sostenibilidad del país.
ü  Trazar un plan transitorio para superar prácticas dañinas al medio ambiente y generadoras del cambio climático.
ü  Trabajar en la medida posible, de una forma cooperativa en proyectos de ayuda mutua favoreciendo un ambiente limpio, saludable y sostenible.
ü  Compartir información y conocimientos, priorizando la cooperación sobre la competencia para el bienestar de la Madre Tierra, la comunidad de especies existentes y los seres humanos.
ü  Promover y priorizar la confección y consumo de bienes hechas en El Salvador de una forma limpia y cooperativa, con materia prima cultivada localmente y no extraída de una forma dañina.
ü  Evitar la contaminación del agua, ejerciendo un cuido especial para proteger el líquido vital para las generaciones del futuro.

DERECHOS:

ü  Recibir capacitación y ayuda técnica sobre el cultivo, manejo y el uso de especies con valor nutritivo, medicinal, estructural y energético, priorizando comunidades históricamente marginadas y grupos sociales con más indicies de riesgo.
ü  Ser sujeto en la medida posible de ayuda financiera para establecer cooperativas productivas y cooperativas constructoras para implementar proyectos compatibles con el medio ambiente y la estabilidad climática.
ü  Participar en la medida posible, en una red de producción y comercialización de bienes y productos locales y limpios, priorizando productos nacionales sobre bienes importados de afuera.
ü  Gozar de los beneficios de un país y un mundo en vías de recuperación.


Recuperando el Agua, Alimentos y Aire por “Bosques Comestibles”

En un mundo calentando, cultivando granos básicos será cada vez más difícil. Hay que contemplar otras fuentes y reservas de alimentos tomando en cuenta el caos climático. Los árboles con frutos comestibles o plantas perenes que no requieren una siembra anual, nos pueden ofrecer alternativas más sostenibles y resistentes al cambio climático.



Perspectivas para un futuro del cambio climático:
Sembrar sin Cosechar o Cosechar sin Sembrar



 En el mundo marcado por el cambio climático, hay que contemplar la seguridad alimentaria y la seguridad hídrica para las niñas y niños de hoy…cuando sean adultos. Crítico en su habilidad de sobrevivir es asegurar fuentes de agua y comida. De hecho, una reforestación amplia y estratégica de árboles con frutos comestibles nos pueden ofrecer agua, alimentos y aire.


Entre sus deleites, el menú de la Madre Tierra puede incluir:
Almendra, Amaranto, Anona, Alcapate, Árbol del Pan, Albahaca, Aguacate, Bambú, Coyol Cuiliote, Chufle, Caimito, Carambola, Cereta, Chiltepe, Chintorolo, Cuchamper, Chucte, Chipilín, Chaparrón, Cochinilla o Susto, Castaño, Carao, Chan, Capulín, Copinol, Cacao,  Coco, Chinterola, Copapayo, Chaya, Guayabillo, Güisquil, Guapinol, Guineo, Guanábana, Guaycume, Granada, Guayaba, Guácimo o Caulote, Guacoco, Huisnay, Hijo de piña, Izote, Icaco, Irayol, Jícama Silvestre, Jagua, Jaiba, Jocote, Loroco, Limón, Lima, Moringa, Marañón, Morro, Maranito, Malanga, Maracuyá, Matasano o Tapaculo, Mora, Madre Cacao, Mango, Manzanita, Mamón, Ñame, Naranja, Níspero, Nance, Ojushte, Piñuela, Pitahaya, Papas del Aire, Piña, Papaya, Pacaya, Paterna, Pepeto, Pito, Pinal, Palo de Hule, Quilete, Sihuanper, Santamaría, Sincuia, Toronja, Tiguilote, Tule, Uva cimarrona, Zapote, Zapotillo amarillo etc.                …………………………………..¡Buen Provecho!         


Dentro de los cofres de tesoro de la Madre Tierra existen alternativas para el desarrollo sostenible. Existen fuentes renovables de materia prima capaz de proveer dignidad humana a todo el pueblo, sin quemar, talar, minar, envenenar o explotar nuestros entornos.
          


El bambú estructural es una fuente renovable, casi inagotable. Un árbol cortado es un árbol muerto. No se tala el bambú; se poda. El bambú puede sobrevivir cosecha tras cosecha. El bambú técnicamente es grama, no es árbol.




El valor de una casa que da dignidad a un pueblo es infinito. Los costos son más que todo, la materia prima más la mano de obra. El pueblo puede cultivar la materia prima localmente y ser capacitado en el manejo del bambú y en la construcción. 




Para generar un eco-economía popular, se necesita un amplio abastecimiento de materia prima. Construyendo y confeccionando con el bambú puede ayudar al país superar un modelo económico en el cual se importan bienes de valor agregado y se exportan las ganancias. Así la riqueza se va y la pobreza queda.







Las raíces del bambú absorben cantidades de agua cuando sienten que la tierra está sobresaturada. Pero, el bambú no es egoísta. Cuando siente la sequedad de la tierra, libera el agua, así controlando la humedad de los suelos. Son como compuertas naturales de la tierra.






El entretejido de las raíces del bambú, amarra la tierra para evitar la fuga de nutrientes de los suelos, previniendo la erosión, un factor gravemente afectando la fertilidad de suelos en El Salvador. Mientras las raíces amarran los suelos, la abundancia de su hojarasca es generadora de capas fértiles de suelo  en pocos años. 



Cocinar y Cultivar Sin Destruir



En el mundo de hoy, entre dos y tres mil millones de personas comen alimentos cocinados en el aire libre, más que todo utilizando la leña. El humo que sale de los fogones afectan los pulmones de las mujeres así como los ninos y niñas  del campo. Después, el dióxido de carbono sube al cielo para contribuir al cambio climático.



El Buen Vivir significa la creación de condiciones de salud y bienestar para los campesinos y campesinas y condiciones ambientales sanos y sostenibles. En lugar de cocinar en el aire libre con leña, se puede utilizar cocinas ecológicas con bambú como una materia prima renovable. 



Después de cocinar, lo que queda en el depósito no es ceniza. Es una materia muy valiosa para la tierra que se llama biocarbón. 




A simple vista, el biocarbón parece como ceniza. Pero, bajo el microscopio, se ve una materia muy porosa, con pasillos larguísimos.




De hecho, un pedacito del biocarbón el tamaño de un borrador de un lápiz tiene la superficie igual a dos canchas de futbol. Dentro de sus pasillos entran muchos microorganismos que llevan nutrientes a las plantas. También, los pasillos actúan como reservorios de agua. Así, con el biocarbón, se mantiene la humedad de suelos aun en tiempos de sequia.


La potencia de biocarbón fue manifestado una vez aplicado a una mina abandonada en el estado de Colorado. Después de 60 años de yacer sin vida como un desierto toxico de gris, la aplicación masiva del biocarbón reveló un paisaje verde y lleno de vida en cuestión de meses. El poder potencial del biocarbón a captar y neutralizar los contaminantes en áreas envenenadas y degradadas puede ofrecer perspectivas de una recuperación masiva.







Combinando la plantación del bambú intercalado con cajueliados con biocarbón, puede servir como una doble línea de defensa para saneamiento y protección de ríos. Aguas negras no procesadas y flujos  de insumos tóxicos,  pueden pasar por las raíces vivas del bambú con alta capacidad de absorber contaminantes. Las cajueliados pueden complementar la acción de las raíces absorbiendo, atrapando y por último, degradando metales pesados.



En una prueba hecha en Taiwán con un filtro de biocarbón hecho en El Salvador, 99% de las pesticidas, herbicidas y metales pesados como arsénico fueron eliminados por los poros del biocarbón. El biocarbón es materia que el pueblo puede producir solo cocinando.



Recuperando el Mar es Recuperar la Vida



Con 180,000 kilómetros cuadrados del lecho marino, se puede producir algas marinas en cantidades suficientes para alimentar toda la población humana del planeta. Con una franja de cinco kilómetros cuadrados, se puede alimentar toda la población centroamericana. Las algas nos dan un alto grado de nutrición para los seres humanos. 


Especies de algas marinas tienen sabores casi idénticos a maíz, frijoles, pollo, pescado, tocino y muchos otros alimentos de consumo común para la humanidad. Cultivos del mar tienen ventajas excepcionales dentro de nuestro contexto moderno. No requieren ningún tipo de químico, pesticida o insumo toxico. No exigen ni utilizan agua dulce. No implica quemas de tierra. Además, son inmunes a los impactos más sentidos del cambio climático en forma de sequias y son resistentes a los huracanes. 



Las algas marinas crecen con una velocidad intensa de hasta un metro por día, captando grandes cantidades del dióxido de carbono y emitiendo grandes cantidades del oxigeno. La presencia de algas marinas puede reducir la acidificación del mar. Muchas especies también atraen y atrapan contaminantes acuáticos. 


Las algas pueden ser usadas no solo para comestibles. También pueden ser una fuente abundante de combustibles. Con grandes cantidades de algas, se puede reemplazar en su totalidad el uso de petróleo y todo tipo de combustibles fósiles.







Para lograr el Buen Vivir, necesitamos siempre tomar en cuenta la huella ambiental y climática de lo que producimos. Queremos producir cero basura al final, utilizando materiales que no contaminan en ningún momento, los ambientes terrestre, acuático y atmosférico. Esos materiales deben ser biodegradables, devolviendo y reciclando nutrientes al medio ambiente, sin dañar el ecosistema. Sin minar, talar, quemar o envenenar nuestros entornos, la humanidad puede lograr el Buen Vivir, cuidando la naturaleza. Se puede cultivar, cosechar, confeccionar y construir lo necesario para superar la pobreza y vivir con dignidad.


El Salvador puede superar su condición de ser víctima del cambio climático y la crisis ambiental, convirtiéndose en arquitecto del mundo nuevo, un mundo sano, saludable y sostenible.



RAMA es una asociación de fuerzas sociales, unidas en su deseo para realizar un mundo en pleno camino a una recuperación integral a niveles social, ambiental y climático. Queremos un modelo cooperativo, no corporativo. Queremos compartir en lugar de competir. Somos una familia, unida  con una misión y pasión para proteger y preservar nuestra Madre Tierra para que las generaciones venideras puedan gozar de los frutos de la naturaleza y los frutos de su labor. 


RAMA

 Rescate al Medio Ambiente

Nosotr@s los socios de RAMA reconocemos:
Que El Salvador sufre de un alto grado de degradación ambiental en todos respetos: los ríos y lagos están altamente contaminados; la cantidad del agua disponible para uso humano tiende a disminuir año tras año; la calidad de aire en las ciudades es pésima; la desforestación es grave y acelerando y mucha de la biodiversidad original, en forma de árboles,  arbustos, plantas y especies de animales nativos a esta región, están en peligro de extinción;
Que el cambio climático, resultado de 300 años de un modelo de desarrollo basado en la quema masiva y creciente de combustibles fósiles, así como la destrucción sistemática de áreas forestales a nivel mundial, está manifestándose en alteraciones peligrosas del clima como huracanes con mayor frecuencia e intensidad, sequías repetidas, un aumento grave en temperaturas, olas de calor sofocantes y un auge en el nivel del mar, amenazando a ciudades, pueblos y caseríos costeros;
Que grandes sectores de la población no gozan de los frutos de la modernización, viviendo en circunstancias muy precarias en una pobreza absoluta y persistente.

Por ende, resolvemos a trabajar conjuntamente a:
Crear un ambiente saludable y sostenible con agua limpia, ríos abundantes, aire puro y tierra libre de tóxicos;
Construir inmuebles, crear bienes, cultivar alimentos y generar energía en plena sintonía con la Madre Tierra, sin dañar al medio ambiente o generar más cambio climático;
Trabajar con el espíritu de cooperación entre todos los sectores de la población, para que el pueblo goce de los frutos de su labor y los frutos de la Madre Tierra sin que nadie acapare la riqueza.  


Estructuración de RAMA



Coordinación Nacional

Responsable para crear definición de criterios y parámetros de los proyectos de RAMA.

Administración

Contabilidad

Auditoría Interna

Gestión de Proyectos

Comité Local

Responsable para coordinador  socios de RAMA en una región definida.

Diplomado de RAMA

Responsable para dirigir la capacitación previa para aprender el marco general, criterios y parámetros de RAMA.

La Cosmovisión de los Pueblos Originarios
En la Construcción del Mundo Nuevo y
La Recuperación de la Madre Tierra

Responsable para asegurar una perspectiva de los pueblos originarios: su sabiduría, conocimientos y sensibilidad, respetando límites naturales y gozando de las maravillas que nos ofrece la Madre Tierra.

La Mujer Frente al Cambio Climático y la Crisis Ambiental
Responsable para asegurar una perspectiva de género, velando a favor de los derechos y bienestar de las mujeres dentro del marco de la recuperación ambiental y climática.

Cooperativismo y la Construcción del Mundo Nuevo
Responsable para promover la figure de la cooperativa con criterios ambientales como base de nuestra actividad productiva y comercial para evitar un acaparamiento desmedido de la riqueza nacional.

Agrónomos Populares
Cultivando la Madre Tierra Para un Mundo Sostenible

Responsable para el manejo agronómico de un mundo ambientalmente amigable y climáticamente estable. Velar por la capacitación de personas interesadas en actividades de la recuperación de la biodiversidad natural enfocando en especies de valor nutritivo y medicinal en peligro de extinción. Dar orientación a proyectos de viveros, bancos de semillas, Bosques Comestibles, in vitro micro propagación etc. 

Arquitectos e Ingenieros Populares
Construcción de Viviendas Ambientales

Responsable para dirigir capacitaciones de personas interesadas en utilizar materiales naturales, resistentes a terremotos y huracanes con materiales que son renovables, biodegradables, durables y estéticos que no dejan ningún impacto negativo al medio ambiente y no genera mayor cambio climático. 

Carpintería y Artesanía Ambiental  
Responsable para dirigir capacitaciones en la utilización del bambú y otras especies naturales, renovables, ambientalmente amigables  para producir necesidades y bienes del uso común.

Brigadistas Ambientales de La Juventud
Fuente de Energía para la Transformación

Responsable para crear y dirigir proyectos de los jóvenes activándolos para participar en iniciativas que promueven la recuperación del ambiente fomentando actividad económica, sin dejar huellas ambientales o climáticos.

Educación, Popularización
Concientización

Responsable para educar a la población sobre el cambio climático, la crisis ambiental, el modelo del Buen Vivir y el concepto de nuestra huella ambiental y climática.  


Las Niñas y Niños 
Formando su Futuro

Responsable para fomentar una educación elemental a la niñez sobre la importancia de la naturaleza y el compromiso de proteger nuestros entornos para la sostenibilidad.

Hacia un Régimen Jurídico Ambiental
Responsable para fomentar una política coherente y consistente a favor de la viabilidad ambiental y sustentabilidad del ecosistema.

Las Maravillas del Mar
Recuperando el Mar para Recuperar el Planeta
El Valor de las Algas Marinas

Responsable para definir proyectos de cara al manejo del mar, el cultivo de algas marinas y su utilización para la producción de comestibles y combustibles dentro del marco de la mitigación del cambio climático y la recuperación ambiental. 

Energía Renovable
Generando Energía sin Destruir el Planeta

Responsable para investigar y divulgar modos limpios de generar energía renovable sin generar gases de efecto invernadero y mayor cambio climático.


Hacia un Eco-Economía Popular

Responsable para explorar el desarrollo económico, tomando en cuenta límites naturales, basado en claros criterios ambientales, climáticos y sociales, utilizando instrumentos como el PIB de una forma crítico. 

Certificando el Futuro
Creando una Certificación para cultivos, bienes y estructuras ambientalmente amigables, climáticamente sanos y socialmente justo

Responsable para formular un certificado orgánico, natural, carbono negativo y socialmente justo de productos, bienes y estructuras de El Salvador para promover su comercialización.

Plantas Medicinales

Responsable para estudiar, investigar y divulgar información acumulada sobre características de plantas medicinales y curativas.


Un Manejo Adecuado de Desechos Sólidos y Residuos Orgánicos
Una Política de Cero Basura

Responsable para promover un manejo integral de reciclar materiales y prevenir el uso en la medida posible de materiales no degradables y tóxicos para el medio ambiente.

Hacia una Política de Sanidad Hídrica
Responsable para apoyar iniciativas favorables a la protección de cuencas, micro cuencas, fuentes de agua y políticas nacionales que protegen el recurso hídrico.

Arte Ambiental
Cultura de la Madre Tierra

Responsable para promover una conciencia ambiental por medio de la expresión artística en todas sus dimensiones, ayudando en la creación de arte e instrumentos de una forma ambientalmente amigable.

Una Gastronomía Ambiental

Responsable para crear una conciencia ambiental y nutricional por medio de la promoción de alimentos derivados del gran espectro de especies de árboles y arbustos así como plantas perennes nativas y locales con fuerte contenido alimentario.